Alberto Fernández apuesta por un "pacto democrático" para excluir la violencia y el odio

Alberto Fernández apuesta por un "pacto democrático" para excluir la violencia y el odio

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha encabezado este viernes un encuentro en la Casa Rosada con gobernadores, representantes de sectores sindicales, sociales, empresariales y de Derechos Humanos con el fin de construir un «pacto democrático» tras el intento de asesinato del pasado jueves a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

«Celebro que la comunidad argentina hoy esté llenando las plazas, reivindicando la convivencia, el respeto, la democracia y celebrando que Cristina está bien», ha señalado Fernández en el Salón de las Mujeres, acompañado por varios miembros de su gabinete y representantes de la sociedad civil argentina.

El mandatario ha destacado los «puntos en común» vertidos durante la reunión, que tienen que ver con «volver a poner en práctica un pacto democrático donde la violencia sea excluida, el discurso del odio sea eliminado y el respeto sea un valor».

«Todos los que estamos acá somos parte de la comunidad democrática, y por lo tanto lo primero que tenemos que hacer es decir basta a volver habitual lo que no debe ser habitual; a tolerar aquello con lo que no debemos convivir, porque la democracia nos exige respetar al otro», ha subrayado.

Con todo, Fernández ha reafirmado que «Cristina hace muchos años es objeto de una persecución», motivo por el cual cree que no se puede seguir mirando «complacientes cómo se la estigmatiza y descalifica».

Asimismo, ha agregado que «es necesario advertir que debemos ponerle fin al discurso del odio mediático, porque son muy impresionante las cosas que se dicen».

Al finalizar el encuentro, algunos de los participantes de la reunión y parte del Gabinete nacional se han traladado a la Plaza de Mayo, en donde se ha leído el documento ‘La paz social es una responsabilidad colectiva’ como cierre de la marcha multitudinaria que se ha realizado «en defensa de la democracia».

«Frente al intento de asesinato de la principal dirigente política del país, nadie que defienda la República puede permanecer en silencio o anteponer sus diferencias ideológicas al repudio unánime que esta acción depara», inició el escrito, según ha informado la agencia Télam.

«Si no queremos que la intolerancia y la violencia política arrasen con el consenso democrático que hemos construido desde 1983 a la fecha, debemos contextualizar lo ocurrido anoche contra la vicepresidenta Cristina Kirchner», ha añadido el comunicado.

Alberto Fernández apuesta por un "pacto democrático" para excluir la violencia y el odio

Estas leyendo: deportes