Con casi el 50% de los votos, Gil Lavedra fue reelecto como presidente del Colegio de la Abogacía porteño

0

El excamarista Ricardo Gil Lavedra fue reelecto al frente del Colegio de la Abogacía de la Capital Federal al imponerse con casi el 50 por ciento de los votos sobre su exvicepresidenta Patricia Trotta, de la lista que orienta Jorge Rizzo, que estuvo al frente del colegio durante casi dos décadas.

La victoria de Gil Lavedra al frente de la lista Unidad en Defensa de la Abogacía se dio por 49,28 por ciento de los votos contra 36, 63 por ciento de la lista Gente de Derecho, que llevaba a Trotta, informó oficialmente el Colegio de la Abogacía. El tercer lugar quedó Rubén Ramos, del gremio de los abogados del Estado, con su lista Espacio Abierto de Abogados.

Consultado tras el triunfo, el excamarista que juzgó a los comandantes de la última dictadura agradeció a los abogados y abogadas que concurrieron a votar, a pesar de la lluvia. Más de trece puntos lo distanciaron de su inmediata competidora, la lista 47, Gente de Derecho. “Hemos tenido un triunfo contundente, la mitad de los matriculados y matriculadas convalidaron el camino que iniciamos ya hace dos años”, señaló.

“Esta es una victoria muy clara de los verdaderos defensores de la abogacía, de la excelencia frente a la mediocridad, de la construcción colectiva frente al personalismo o el oportunismo, de la austeridad frente al despilfarro de los Rolex, de la modernización frente al atraso”, subrayó Gil Lavedra, emocionado. “Vamos a seguir por este camino, porque este es el camino que nos enseñaron los abogados y abogadas que quieren un Colegio serio, profesional, moderno, y que defienda las incumbencias profesionales”, aseguró.

Ricardo Gil Lavedra, Patricia Trotta y Rubén Ramos

El abogado (UBA) Rubén Ramos que encabezó la lista 66, sumó alrededor del 13 por ciento de los sufragios. En total, votaron 13.376 abogados y abogadas entre las 8 y las 18 en la sede central del Colegio, ubicada en Corrientes 1441, y en el Centro Cultural General San Martín, Sarmiento 1551.

La elección se desarrolló con veedores que designó la jueza federal María Servini “para que actúen en la Junta Electoral del Colegio Público de Abogados [sic] de la Capital Federal”. La jueza hizo lugar a un pedido de Rizzo, que se presentó en su carácter de apoderado de Gente de Derecho.

Gil Lavedra hizo campaña para la reelección apoyándose en los cambios que realizó en el Colegio y sobre sus reformas como la actualización automática de la unidad de medida arancelaria (UMA), un coeficiente atado al salario judicial que sirve para fijar los honorarios profesionales, en su la oposición al Proyecto de Sucesiones Notariales, más el amparo contra la ley de lavado que convierte a los abogados en sujetos obligados a reportar a sus clientes en algunas circunstancias.

Trotta se abrió del oficialismo por su posición ante el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/23 y la ley ómnibus de Javier Milei. Si bien hubo expresiones de Gil Lavedra en contra, no se tradujeron en un amparo, como le reclamaba Trotta, de acuerdo a lo que manifestó la candidata. La lista de Trotta presentó una demanda contra el DNU de MIlei pidiendo su inconstitucionalidad, firmado por Rizzo, que justamente hoy fue rechazado por la Corte Suprema de Justicia.

Gil Lavedra lleva en su lista a referentes de la UCR, de Pro y de lo que era Juntos por el Cambio. Los tres candidatos a presidir el Colegio Público de la Abogacía de la ciudad de Buenos Aires rechazaron la postulación del juez Ariel Lijo para incorporarse a la Corte Suprema de Justicia, como impulsa Milei.

Source: la nacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *