Cristina Kirchner se retiró del recinto antes de que Juan Manzur defendiera el acuerdo con el FMI

0

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, defendió en el Senado el acuerdo con el FMI sellado por el presidente Alberto Fernández, y aseguró que fue necesario para “evitar el fantasma del default”. Cristina Kirchner, que había presidido la sesión informativa, se retiró antes de que Manzur comenzara su defensa al pacto.

“Eso se logró”, sentenció el funcionario en alusión a que no hubo default. El jefe de gabinete aseguró que los términos del acuerdo “no fueron metas impuestas” sino que el Poder Ejecutivo trató “todo lo posible de que esto sea una política de nuestro gobierno”.

Piden cruzar llamadas de Carlos Zannini con funcionarios judiciales que impulsaron la quiebra del Correo Argentino

Apenas unos segundos antes, y ya advertida de lo que iba a decir el funcionario porque leyó su informe inicial, Cristina Kirchner había abandonado el estrado de la presidencia del Senado, ante la defensa de lo que el sector de la alianza oficialista que responde a la vicepresidenta se opuso de manera abierta, al punto tal que sus diputados y senadores votaron en contra la ratificación parlamentaria del entendimiento con el organismo de crédito.

Manzur expuso ante la Cámara alta en lo que fue su primer informe sobre la marcha del Gobierno desde que asumió como ministro coordinador, en septiembre del año pasado. Según la Constitución, el jefe de Gabinete debe presentarse todos los meses de manera alternada ante cada una de las cámaras legislativas para dar parte de la situación de la administración.

En su exposición inicial, el jefe de Gabinete reconoció que el problema de la inflación, pero adjudicó el aumento sostenido del costo de vida en los efectos de la post pandemia de coronavirus y, sobre todo, de “la invasión de Rusia a Ucrania” y el impacto que tuvo en los precios de los alimentos y de los commodities energéticos, como el petróleo y el gas.

“La inflación no ayuda y nos tenemos que hacer cargo”, admitió el exgobernador de Tucumán, quien aseguró que el aumento sostenido de precios se trata del “principal problema que tenemos que atender”.

Sin embargo, consideró que la inflación es “un fenómeno de larga data”, remarcó que el Gobierno asumió con un 58% de inflación heredada de la administración de Mauricio Macri; y que se trata de un fenómeno que, “como sabemos, tiene múltiples razones”. “La pandemia, las complicaciones de la post pandemia en la cadena global de valor y, finalmente, ahora la guerra en el corazón de Europa”, sentenció.

Según Manzur, esta situación “no se va a resolver de un día para el otro”, y en ese sentido enumeró los “pilares graduales” en los que el Gobierno confía en iniciar la recuperación económica.

Al respecto, destacó la “paulatina y muy progresiva reducción del déficit fiscal y del financiamiento del Banco Central al Tesoro y la reconstrucción del mercado de deuda en moneda doméstica”, todas condiciones acordadas por el Poder Ejecutivo con el FMI en la renegociación del préstamo tomado por la administración de Macri.

Tras su exposición inicial, Manzur debió soportar las críticas de la oposición de Juntos por el Cambio, cuyos senadores cuestionaron las políticas erráticas del Gobierno en varios aspectos, desde la gestión económica hasta el manejo de la pandemia, pasando por la escasez de gas en plena época invernal.

Así, Mariana Juri (UCR-Mendoza) le dijo a Manzur que “más allá de la pandemia, lo cierto es que ocurrió en su gobierno” antes de enrostrarle al funcionario que su Gobierno “tuvo 322 días a los chicos fuera de la escuela” como parte de las medidas restrictivas a la circulación adoptadas por la crisis sanitaria.

Por su parte, el radical jujeño Mario Fiad le recordó al jefe de Gabinete “el vacunatorio VIP” y “la fiesta de cumpleaños de la primera dama cuando miles de argentinos lloraban la pérdida de familiares queridos sin poder despedirlos”. En tanto, Alfredo De Angeli (Pro-Entre Ríos) criticó las “idas y venidas de este Gobierno” en torno al nivel de los derechos de exportación entre el pedido de Alberto Fernández a la oposición en el Congreso para que acepte aumentar las retenciones y la casi inmediata desmentida del ministro de Agricultura, Julián Domínguez. “Todas estas cosas le han muy mal no sólo al productor agropecuario, sino a toda la Nación”, se quejó.

Source: economia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *