Ella estaba celebrando su boda y uno de los invitados provocó una tragedia: disparo al aire y la mató de un balazo en la cabeza.

0

Un desafortunado incidente ocurrió en una boda en Irán cuando un horrible accidente cobró la vida de la novia, identificada como Mahvash Leghaei, de 24 años. La fiesta marchaba de acuerdo a los planes de la pareja y la familia, hasta que el invitado decide celebrar con una peligrosa tradición de este país y la fiesta termina con un evento aterrador. La noticia se extendió por todo el mundo y pronto se difundió en las redes sociales.

Una tragedia acabó con lo que habría sido uno de los días más felices en la vida de Mahvash Leghaei, una novia que recibió un disparo en la cabeza y murió minutos después. El accidente se produjo en la ciudad iraní de Firuzabad.

Según el New York Post, que publicó la trágica historia, el accidente fue el resultado de costumbres históricas iraníes que datan de hace cientos de años. Una de las personas que asistió al evento incluyó una exhibición de armas de fuego. Apuntando al cielo, uno de los invitados de la pareja sostuvo un arma y disparó, sin esperar que la llamada «bala perdida» alcanzara a ninguno de los cónyuges. Lamentablemente, una de las balas disparadas por una persona no identificada atravesó el cráneo de la novia, quien inmediatamente cayó al suelo. Inmediatamente, la familia llamó a una ambulancia, pero la víctima entró en coma apenas llegó al hospital. Murió a las pocas horas.

El coronel Mehdi Jokar le dijo a News Flash que ante la emergencia, se enviaron comandos rápidamente. «Recibimos una llamada de un tiroteo en un salón de bodas en la ciudad de Firuzabad y los oficiales fueron enviados de inmediato«, dijo.

Tras el accidente, el hombre disparó y se dio a la fuga mientras su novia estaba rodeada por el caos. Pero la policía llegó al lugar y lo arrestó unas horas después. Según los relatos oficiales proporcionados por el organismo castrense, el autor de los disparos sería primo de la joven que murió.

“Naturalmente, cualquier perturbación del orden público como esta cruza la línea roja con la Policía, y la gente necesita saber que, para crear una comunidad segura, está prohibido disparar en las bodas”, comentó Jokar y de esta manera intentó desterrar la vieja costumbre iraní que, hasta el día hoy, está presente en muchas de las celebraciones.

La novia recibió un disparo en su boda, consecuencia de una tradición
Twitter: @SchengenStory

Refiriéndose al presunto tirador y lo que podría pasar en futuras bodas, dijo: “Tomaremos medidas duras contra cualquier persona que infrinja esta regla porque no se trata de una tradición del país, sino de una acción que pueden terminar con la vida de uno de los presentes».

Mahvash era psicóloga y trabajadora social. Especializados en ayudar a los adictos. Según el New York Post, su familia decidió donar sus órganos, tal era su deseo, y lograron salvar a tres personas.

FUENTE: LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *