Entre balaceras, allanamientos a gremios y pintadas, destituyeron al ministro de Seguridad de Santa Fe

Entre balaceras, allanamientos a gremios y pintadas, destituyeron al ministro de Seguridad de Santa Fe

ROSARIO.-El ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, fue desplazado de su cargo esta noche, luego de mantener una reunión en la capital de la provincia con el gobernador Omar Perotti, que lo citó a su despacho antes de que el funcionario fuera mañana a la Legislatura, donde los diputados de la oposición lo interpelarían

Fuentes del gobierno señalaron que Perotti aceptó la renuncia de Jorge Lagna al cargo de ministro de Seguridad, y de Emilce Chimenti cómo jefa de Policía de Santa Fe. Mañana, el mandatario tomará juramento al comisario general Rubén Rimoldi como nuevo titular de la cartera de Seguridad, y este hará lo propio con el comisario general Miguel Ángel Oliva como nuevo jefe de Policía de Santa Fe.

Más allá del trámite en la Legislatura, la gestión de Lagna estaba desgastada y no mostraba reacción frente a la ola de violencia que golpea Rosario, donde se produjeron 173 asesinatos en lo que va de este año. Lagna asumió a mediados de marzo de 2021 en la cartera de Seguridad, luego de la renuncia de Marcelo Saín. Lagna, oriundo de Venado Tuerto, cumplía un rol secundario en el Ministerio de Seguridad, como secretario de Relaciones Institucionales con los Municipios y Comunas, pero tras la salida de Saín llegó a encabezar esa cartera en momentos complicados.

Lagna no logró completar ni siquiera el organigrama de funcionarios del Ministerio de Seguridad. En teoría, este funcionario iba a tener una corta estadía al frente de esa cartera, porque en los planes del gobernador estaba que Germán Montenegro, secretario de Seguridad, iba a asumir como ministro. En diciembre pasado estalló un escándalo en esa dependencia, con una supuesta causa de espionaje ilegal, que nunca llegó a la instancia de imputación. Los funcionarios cercanos a Montenegro dimitieron con él y Lagna quedó en solitario como ministro.

Lagna nunca logró tampoco conducir a nivel político la policía de Santa Fe, con idas y vueltas en la estrategia para contener el delito. Cambiaron nueve veces el jefe de la Unidad Regional de Rosario.

Esta situación se da en el contexto del uso casi cotidiano en esta ciudad de las balaceras como forma de extorsión. Con tiradores que pueden llevar adelante un amenaza narco, un ataque mafioso dentro de un interna sindical o una intimidación ordenada por delincuentes comunes. La violencia en esta ciudad se visualiza en la estadística de los disparos: se notificaron en el primer semestre 796 denuncias por extorsiones, 434 balaceras en ese período y 173 crímenes en lo que va del año.

Además, La Municipalidad de Rosario, la gobernación, los tribunales y la Catedral aparecieron esta mañana con enormes pintadas que rezaban “Plomo y humo, el negocio de matar”, “Basta de quemas” y “El negocio de matar”. La vandalización de los edificios públicos se produjo después de que el humo invadió la ciudad y otras localidades santafesinas, como consecuencia de los reiterados incendios en las islas situadas enfrente.

Pintadas en la municipalidad y varios puntos de la ciudad de Rosario en contra de los homicidios y la quema de pastizales

Pintadas en la municipalidad y varios puntos de la ciudad de Rosario en contra de los homicidios y la quema de pastizales (Marcelo Manera/)

Allanamientos en sindicatos

Luego de los ataques a balazos contra la planta de La Virginia y la empresa Razzini en Rosario, la fiscalía de esta ciudad realizó cuatro allanamientos a la sede del sindicato de Camioneros, la obra social y la mutual y al gremio de Recolección y Barrido Manual de Calles y Afines. La medida judicial generó que afiliados al último sector gremial consignado realizaran una concentración en la puerta de la entidad para repudiar los procedimientos, en momentos en que los agentes policiales realizaban la inspección en busca de armas.

Los operativos ordenados ayer se produjeron en medio de hechos de violencia que tuvieron como protagonistas al sindicato de Camioneros, que conduce Sergio Aladio, que encabeza una línea interna opositora a Hugo y Pablo Moyano, que respaldan en Rosario al titular del gremio de Recolectores Marcelo Andrada.

Aladio ordenó entre el martes 26 y el jueves 28 de julio pasado bloquear el ingreso en la planta de La Virginia, ubicada en avenida Circunvalación, en la zona noroeste de Rosario. Los gremialistas montaron una carpa y cruzaron dos camiones en la colectora donde está ubicada la fábrica, en la que trabajan 500 operarios. Con esa acción se pretendía lograr que los trabajadores del área de logística y transporte, que están afiliados a otros gremios, pasen a formar las filas de Camioneros. La empresa Futura Logística, que trabaja para esa firma, realizó una denuncia y la policía santafesina detuvo el 29 de julio a 19 personas que vestían pecheras del sindicato que lidera Aladio, que impedían el tránsito y el ingreso de los empleados.

Allanamiento al SIndicato de Camioneros en Rosario

Allanamiento en el gremio de recolectores (Marcelo Manera/)

La semana pasada, la fiscal Viviana O’Connell imputó por los delitos de “amenazas coactivas y desbaratamiento de la empresa” a las 19 personas ligadas al sindicato de Camioneros, que quedaron en libertad. En la audiencia, la fiscal consideró que el bloqueo del acceso a la planta provocó una pérdida económica de entre 4,5 y 5 millones de pesos a la empresa Logística Futuro.

Luego de la detención de las personas que vestían pecheras del sindicato de Camioneros se produjeron dos ataques a balazos, contra el Grupo Razzini, un corralón de materiales, y las oficinas de la empresa La Virginia. La sospecha de la fiscal Valeria Haurigot, que está al frente de la Unidad Especializada de Balaceras, es que detrás de los atentados a estas dos empresas pudo haber estado gente vinculada al gremio de Aladio o a sus competidores internos, el sindicato de Recolectores, encabezado por Andrada. Es una hipótesis inicial, remarcaron las fuentes judiciales.

El domingo 31 de julio fue baleado el frente de la empresa Razzini con tres disparos. Verónica Razzini, titular de esta firma, fue quien denunció al mismo sector gremial que conduce Aladio por bloquear durante 90 días en 2020 los locales de la empresa. En los próximos días comenzará el juicio contra cuatro personas ligadas al gremio de Camioneros que realizaron las intimidaciones y agresiones contra la empresa hace dos años.

Un día después de que la sede de la empresa Razzini fuera blanco de un atentado a balazos se produjo un ataque a las oficinas de La Virginia, muy cerca de donde se habían realizado los bloqueos del sindicato de Camioneros. Los investigadores establecieron que desde un auto hicieron un disparo contra una de las ventanas de la empresa.

Allanamiento al SIndicato de Camioneros en Rosario

Allanamiento en el gremio de recolectores (Marcelo Manera/)

En ese contexto, la fiscal Haurigot ordenó ayer los allanamientos a las dos sedes gremiales, una obra social y una mutual. Los efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) buscaban armas, que supuestamente podrían estar guardadas en esos edificios, pero no hallaron nada.

Soldaditos tercerizados

Fuentes judiciales explicaron a la nacion que se allanaron los dos sectores gremiales porque no se descarta que en esta disputa interna se hayan ordenado ataques para perjudicar a la otra rama sindical.

Una de las hipótesis es que detrás de estos ataques se hayan utilizado “soldaditos” de bandas criminales, que a cambio de dinero llevan adelante este tipo de intimidaciones con armas de fuego.

Ese esquema de relación entre los sindicatos y los grupos narco tuvo varios capítulos en Rosario en los últimos tiempos, como los que se produjeron en el gremio de Peones de Taxis, en el Sindicato Obreros Marítimos Unidos y en la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina.

Allanamiento al SIndicato de Camioneros en Rosario

Allanamiento en el gremio de recolectores (Marcelo Manera/)

El 20 de noviembre pasado fue blanco de un ataque a balazos la sede del sindicato de Camioneros que fue allanada ayer. Los disparos los realizaron dos jóvenes en moto en el frente del edificio que se encuentra en Pasco al 1043. Este hecho se produjo en medio de una saga de ataques a balazos que sufrieron estaciones de servicio y escuelas en esos días previos a las elecciones nacionales.

En la época en que se produjo ese atentado contra el gremio que encabeza Aladio había comenzado en Rosario un juicio contra seis afiliados al sindicato de Camioneros, que pertenecían a la rama moyanista, que fueron acusados por el asesinato de Nicolás Savani, registrado durante un tiroteo que se desató en el marco de una asamblea realizada el 12 de abril de 2014 en un camping que la entidad gremial posee en la localidad de Pérez.

La relación entre las bandas criminales en Rosario y los sindicatos quedó probada en varias causas judiciales. En 2019 se produjeron una serie de ataques contra dirigentes del gremio de Peones de Taxis que llevaron adelante “soldaditos” de la banda de Los Monos. En una extensa investigación judicial se probó que el exsecretario general del sindicato Horacio Boix había contratado a los sicarios de los Cantero para atacar a los miembros de la comisión directiva que lo habían desplazado.

Entre balaceras, allanamientos a gremios y pintadas, destituyeron al ministro de Seguridad de Santa Fe

Estas leyendo: deportes