Julieta Díaz, Gloria Carrá y Paola Krum: tres actrices irresponsables dispuestas a todo

0

En el renovado teatro Astros, que viene de estar cerrado por unos dos años, se hacen las fotos mientras ellas charlan como si fueran tres viejas amigas que no se ven desde hace tiempo. Pero no, vienen ensayando todos los días desde hace varias semanas. Terminadas las tomas proponen caminar una cuadra por la avenida Corrientes para hacer la nota en un bar en donde poder tomar un café. Una de ellas se detiene en un local para mostrarles a las otras unas botas que a las que les tiene ganas. Las tres amigas que caminan por Corrientes como si nada son las protagonistas de Las irresponsables, el nuevo proyecto teatral de Javier Daulte, dramaturgo y director que conocen desde hace tiempo. Interpretan, justamente, a tres amigas. Estrenan mañana y eso tiene sus consecuencias en el cuerpo, en los humores, en los nervios.

Ahora mismo en el bar, Julieta Díaz dice estar en modo relajado. Al parecer, siempre le pasa hasta que se activa la “cuenta regresiva” hasta llegar a la noche del estreno. El timer, admite, con cara de complicidad, “se activó hoy”. Algo similar le sucede a Gloria Carrá. El mapa de estados alterados los completa Paola Krum: “Para mí todo es cuenta regresiva. Desde el primer día lo vivo así. De hecho, ya me está doliendo la panza. Soy una mujer de 51 años, hasta altura no debería ponerme nerviosa un estreno, pero me pasa…”, apunta en el modo honestidad brutal que la caracteriza.

Si bien conocen el paño, el cuerpo impone sus razones por fuera de todo prolijo manual de estilo. Algo similar les sucede a Fabi, a Lila y a Nuria, las tres amigas creadas por Daulte que, respectivamente, interpretan Gloria, Julieta y Paola. A las sensaciones diversas antes del estreno se le suman las particularidades de una obra en la cual el juego actoral es fundante. “El texto de Javier requiere concentración, emoción, humor, verdad. Tiene un ritmo muy vertiginoso en el cual no hay momentos de descanso, es sumamente coral. Las tres somos muy protagonistas y necesita de nuestra energía”, explica Julieta Díaz, la talentosa actriz que el año pasado, después de ocho temporadas, volvió al teatro. En aquella oportunidad fue con Precoz, texto de Ariana Harwicz que dirigió Lorena Vega. Esta vez, es el turno de sumarse a esta comedia plagada de sobresaltos. Una comedia, hay que aclararlo, no tiene chistes, ni remates. “Gracias a Dios, en mi caso en ningún momento me hago la graciosa. Es más, ni sabría cómo hacerlo”, cuenta aliviada Paola Krum, actriz de una exquisita paleta expresiva que aparece todas las noches en la pantalla de Telefe en El primero de nosotros.

El relojito del que hablan está formado por tres amigas. “Yo soy Fabi, hermana de Lila y amiga de muchos años de Nuria”, presenta Gloria Carrá a su personaje mientras sus otras dos compañeras mechan bocadillos en los que se mezcla el plano de la ficción con el de la realidad como si fuera el lado b de Las irresponsables. Como sucede con Paola, la actriz, cantante y directora ya ha trabajado en varias obras de Daulte. En los papeles, la tal Fabi lleva una la vida ordenada, estructurada; pero “durante la obra se le despierta otra cosa, se reconoce de otra manera y ese descubrimiento, en cierto sentido, la ilumina”, agrega. En el plano de la ficción imaginada por Daulte, creador que en estos momentos tiene varias obras en cartel sea como director y/o dramaturgo, las tres se van a la casa de unos amigos con plata para pasar un fin de para descansar en medio de un lugar del diseño y paisaje idílico. Pero, claro, lo inesperado acecha.

ulieta presenta a Lila. “Es la hermana de Fabi, pero también su amiga, a la que intenta ayudar porque ha sufrido un desengaño amoroso terrible. Y con eso de tribu que tienen las tres, se van a pasar un fin de semana y descubren algo que no puedo contar –se llama al silencio para no develar parte de la trama–. En verdad, descubre que puede haber otra manera de vivir esa angustia transitando un borde un poco peligroso. Pero, claro, todo se les va de la mano”. Un desbarranco que, según interpreta Paola, “las termina uniendo”.

Casi al final de esta serie de situaciones un tanto disparatadas, el personaje de Carla llega a una conclusión: “Todo es más lindo en los demás, el amor es más lindo en los demás”. “Es que uno suele quedarse con la historia de Instagram”, reconocen. El autor de Las irresponsables reflexiona sobre esta cuestión en una información de prensa. “Nos han enseñado qué está bien y qué está mal hacer. Hasta que un día sentimos que esas normas son una especie de celda que retienen y encorsetan una parte de nosotros mismos. ¿Qué hacer entonces? ¿Qué hacemos con esa parte nuestra que no quiere (no puede) ser normalizada, domesticada? Cruzar los límites es un anhelo inalienable”, señala.

Escena de Las irresponsables, la historia de tres amigas en un fin de semana durante el cual algunas cosas se les van de las manos

Escena de Las irresponsables, la historia de tres amigas en un fin de semana durante el cual algunas cosas se les van de las manos

La génesis de este power trío de actrices

El proyecto de hacer algo juntas nació hace ya unos cuatro años. En verdad, primero fueron Julieta y Gloria las que decidieron encarar algo. En un principio, Gloria andaba detrás de una película que le gustaba para llevarla a escena. Ambas lo charlaron con Daulte, quien se sumó al proyecto pero, por diversos motivos, aquello no prosperó. En las vueltas de las vueltas, pensaron en un musical. Tampoco. Hasta que al director de tantos éxitos de la escena alternativa como comercial les propuso escribir una obra para ellas. Al poco tiempo, le llegó una oferta española para escribir una obra con tres mujeres en escena. Fue a partir de esa propuesta cuando se sumó Paola Krum, quien estaba protagonizando Casa de muñecas, que también dirigió Daulte. Aceptó inmediatamente y así fue como se armó este trío de actrices de tantos éxitos en televisión, teatro y cine. Pensaban estrenar hace dos años pero, tema no menor, vino la pandemia y todo entró en “modo recalculando”.

¿Por qué las entusiasmaba hacer algo juntas?

Carrá: –Con Juli nos conocemos desde hace 6 años, somos re-amigas.

Díaz: –Fue en la serie Silencio de familia, hacíamos de hermanas.

Carrá: –Y con Pao también habíamos trabajado y siempre tuvimos muy buena relación. Y desde que comenzamos a ensayar, el proyecto nos unió de una manera muy hermosa. Nos dan ganas de venir a ensayar, nos pasamos hablando horas en el camarín y durante todo este tiempo sacamos cosas nuestras muy íntimas. Todo eso da una comunión muy fuerte para subirse a escena.

Díaz: –Lo que habla la obra nos pasó a nosotras. Hubo un proceso creativo muy intimo y nos permitimos aceptar al otro como es, situación que también aparece en el texto. Cada una tenemos nuestros estilo, nos permitimos ser así y eso nos da mucha libertad.

Krum: –La honestidad relaja, es así. No hay con qué darle.

Díaz: –Totalmente, y también hay mucha admiración.

Krum: –Es así. A veces me pierdo en la escena y me quedo como espectadora mirándolas, admirándolas…

El estreno de Las irresponsables se produce en una situación pospandemia, con el público volviendo a las salas, y en el caso de ustedes están abriendo una nueva etapa del Astros con su larga historia como teatro de revista y de picaresca que hacía dos años estaba cerrado.

Carrá: –A nosotras nos parecía buenísimo estrenar esta obra en el Astros, era parte del desafío. Al teatro lo cambiaron todo, está hermoso ahora. Y si nos va mal no tenemos ningún problema en ponernos un conchero y hacer algo así como Irresponsables y desnudas.

Díaz: –O Las irresponputas

Tras cartón las tres estallan de risas como si fuera otra escena de la obra. Como sucede en la trama, los cambios de ritmos y tono en la conversación son una constante. “Después de la pandemia todo cobra otro valor. Recordemos que en pleno confinamiento, nuestro trabajo fue prescindible, que el teatro no era necesario”, señala Paola Krum, la protagonista de éxitos como Montecristo y Tiempos compulsivos o de El luto le sienta a Electra, en el Teatro San Martín. En ese mismo tono, Julieta Díaz repara en otro aspecto de esta compleja realidad: “Ahora estamos a punto de perder el financiamiento para el cine, el teatro, la música y las bibliotecas populares que vence en diciembre. O sea, estamos recuperando terrenos pero todavía falta, por eso seguimos en alerta.”

"Si nos va mal no tenemos ningún problema en ponernos un conchero y hacer algo así como Irresponsables y desnudas", ironiza Gloria Carrá con la complicidad de sus amigas, relacionando la historia del Astros tan vinculada al teatro de revista y la picaresca con el inminente estreno

«Si nos va mal no tenemos ningún problema en ponernos un conchero y hacer algo así como Irresponsables y desnudas», ironiza Gloria Carrá con la complicidad de sus amigas, relacionando la historia del Astros tan vinculada al teatro de revista y la picaresca con el inminente estreno

(PATRICIO PIDAL/AFV/)

En esto de ir recuperando terreno ellas tres se las fueron ingeniando. Todavía en pandemia dura Paola Krum grabó El primero de los otros. “Lo hicimos con todos los recaudos necesarios y con el entusiasmo de volver a jugar que, por lo que recibo, se nota y me pone muy contenta”, reconoce. Gloria Carrá, desde que volvió la actividad en las salas, fue parte de la obra El recurso de Amparo, obra que dirigió Daulte que ahora se presenta en Dumont 4040. En esa misma sala de Chacarita o Paternal, como se quiera, Julieta Díaz estuvo haciendo Precoz, otro elogiado trabajo de la escena alternativa. Ambas se bajaron de esos dos montajes para poder hacer Las irresponsables en el Astros. Paralelamente, Gloria dirigió La mujer del vestido verde, que escribió Jorgelina Aruzzi, que se presenta en El Método Kairós. En poco tiempo, comenzará a grabar la nueva tira de Pol-Ka en la que, en los primeros capítulos, también estará Julieta Díaz. Ambas amigas también continúan con sus proyectos musicales. Carrá, con Coronados de Gloria, está por grabar su tercer disco; y Julieta Díaz, junto al músico uruguayo Diego Presa, presentarán un LP en Montevideo, como parte de un camino artístico muy personal del cual Gloria mucho tuvo que ver.

Desde el viernes, las tres cumplirán el rito de hacer Las irresponsables en el sala que alguna vez habitó Susana Giménez, Federico Moura, Tita Merello, Gustavo Cerati, Moria Casán y Sandro. En su programación, el Astros cruzó varios límites. En la obra de Javier Daulte, las tres amigas también lo hacen. Lo hacen por rebeldía, inconformismo o porque sienten la necesidad imperiosa de ser irresponsables.

Para agendar

Las irresponsables, de Javier Daulte

Con Paola Krum Gloria Carrá y Julieta Díaz

Teatro Astros: Corrientes 746

Funciones: viernes y sábados, a las 20.30; y domingos, a las 20

Source: economia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *