Las ciudades de Estados Unidos están tomando medidas nunca antes vistas debido a las temperaturas extremas

Las ciudades de Estados Unidos están tomando medidas nunca antes vistas debido a las temperaturas extremas

El calor mata a más personas que cualquier otra catástrofe meteorológica en Estados Unidos. Pese a que la crisis climática ha logrado que los desastres naturales sean cada vez más letales, los fallecimientos por las altas temperaturas superan a los huracanes en una proporción de 15 a 1 en los últimos diez años, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés). Ahora, varias ciudades norteamericanas toman medidas para concientizar a sus residentes acerca de este fenómeno que empeora año tras año.

El impactante video donde un repartidor se desvanece en la puerta de un cliente por el calor en Estados Unidos

Durante el verano del año pasado, Jane Gilbert fue nombrada como la primera “jefa del calor” del condado de Miami-Dade, y del país. Se trata no solo de una figura novedosa, sino que centra la atención en encontrar la manera de hacerle concienciar a población acerca de la importancia que tiene conocer los riesgos de una ola de calor, y la sitúa al mismo nivel que un huracán.

La ola de calor golpea a casi todo el territorio nacional en Estados Unidos (Crédito: Twitter/@NWS)

La ola de calor golpea a casi todo el territorio nacional en Estados Unidos (Crédito: Twitter/@NWS)

En una entrevista que concedió a CNN, Gilbert explicó que anteriormente “el calor no era un tema importante”, pero que terminó incluyéndolo en la estrategia de preparación para el clima de la ciudad de Miami, ya que cuando hacía actividades de divulgación en las urbanizaciones, observó que una de las principales preocupaciones de la gente giraba en torno al “cambio climático, el calor extremo y los riegos de la combinación de este último con los huracanes”.

En ese sentido, destacó que, históricamente, las ciudades incluyeron las olas de calor dentro de la categoría de condiciones extremas, y llegaron a ser opacadas por los protocolos para los incendios forestales, las inundaciones y el aumento del nivel del mar. Sin embargo, cuando la temperatura aumenta de forma excesiva, produce daños severos en lo que se refiere a infraestructura, servicios sanitarios, productividad de los trabajadores e incluso la producción de alimentos.

Luego de la figura que creó el condado de Miami-Dade, Phoenix y Los Ángeles siguieron su ejemplo. David Hondula y Marta Segura, respectivamente, se convirtieron en los directores del nuevo cargo que implica planificar, dirigir y gestionar la respuesta al calor y mitigar los riesgos asociados al mismo. Tanto la NWS como estos jefes publican constantemente en sus redes sociales alertas e información relacionada con la materia.

No es tarea fácil la posición que estos funcionarios públicos desempeñan. Deben trabajar en conjunto con otros departamentos de la ciudad y representantes de la salud pública para reducir las muertes y hospitalizaciones relacionadas con el calor.

Algunas de las recomendaciones del Servicio Meteorológico Nacional para combatir el calor (Crédito: Twitter/@NWS)

Algunas de las recomendaciones del Servicio Meteorológico Nacional para combatir el calor (Crédito: Twitter/@NWS)

En las ciudades, los focos de emisión de mayor temperatura son aquellos donde predomina el concreto y el asfalto, como es el caso de edificios y autopistas. Estos materiales absorben la energía solar y luego la emanan en forma de calor, es por esto que la creación de áreas verdes dentro de las urbes también forman parte de las obligaciones de estos funcionarios.

La figura de estos jefes de calor no es exclusiva de Estados Unidos. Desde que Miami la anunció, Atenas, Grecia, Freetown, Sierra Leona, Monterrey, México, y la región metropolitana de Santiago, en Chile, han contratado puestos similares.

Qué hay detrás del recargo que los restaurantes de Florida les cobran a los clientes por la inflación

Al menos un tercio de la población de Estados Unidos se mantiene bajo advertencias y avisos de calor excesivo. Según consignó CNN, en los próximos días, unos 265 millones de personas experimentarán temperaturas superiores a los 32,2°C en algunas zonas del país y, particularmente en Texas, el termómetro podría marcar un récord de 46,1°C.

Las ciudades de Estados Unidos están tomando medidas nunca antes vistas debido a las temperaturas extremas

Estas leyendo: deportes