nuevo motín en cárcel de ecuador deja al menos 43 muertos

0

(Actualiza cifra de muertos, cita)

QUITO, 9 mayo (Reuters) – Al menos 43 reclusos murieron
durante un motín cuando bandas rivales se enfrentaron en una
cárcel de la ciudad ecuatoriana de Santo Domingo, dijo el lunes
el Gobierno, en el más reciente episodio de una ola de violencia
carcelaria que ha sacudido al país sudamericano.

El Ministerio del Interior elevó la cifra de fallecidos a 43
desde la cifra previa de 41 presos encontrados muertos al
interior de la cárcel.

Ciento ocho presos siguen prófugos y 112 han sido
recapturados, dijo más temprano a periodistas el ministro del
Interior, Patricio Carrillo.

El motín tuvo lugar la madrugada del lunes después de que el
líder de una banda fue trasladado a la prisión Bellavista en
Santo Domingo por una orden judicial, lo que podría haber
causado malestar entre los reclusos, dijeron las autoridades.

La mayoría de las muertes se produjo con arma blanca,
explicó Carrillo. «La utilización luego de armas de fuego por
parte de quienes agredieron y quienes cometieron este hecho
irracional era para buscar fugarse», añadió.

El Gobierno suele atribuir la violencia en las cárceles a
disputas entre bandas por el control de territorio y el tráfico
de drogas. El año pasado, 316 presos murieron en motines en
varias prisiones del país.

La prisión en Santo Domingo está de nuevo bajo control, dijo
el comandante de Policía, Fausto Salinas, quien agregó que se
construyó una valla de seguridad alrededor del perímetro después
de que los presos escaparon.

El líder de la pandilla trasladado podría haber
protagonizado un motín en el penal El Turi de la ciudad de
Cuenca en abril, donde murieron 20 reclusos, dijo la policía.

Primero fue trasladado a un penal de máxima seguridad en la
ciudad de Guayaquil, pero luego un juez optó por enviarlo a la
cárcel en Santo Domingo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dice que el
sistema está afectado por el abandono del Estado y la ausencia
de una política integral, así como por las malas condiciones en
que viven los reclusos. Las cárceles del país están
sobrepobladas en un 15% y albergan a unas 35.000 personas.

El presidente Guillermo Lasso está impulsando un plan para
reducir la violencia carcelaria, que incluye pacificar a las
pandillas, indultar a presos en casos especiales, y reformas
legales y políticas de rehabilitación social.
(Reporte de Alexandra Valencia
Editado por Javier López de Lérida)

Source: economia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *