¿Qué tan útil es el nuevo calendario propuesto por científicos chinos?

0

Un equipo de astrónomos chinos ha propuesto crear un sistema de calendario y cronometraje basado en todo el sistema solar, eliminando los sistemas construidos alrededor de la Tierra y las religiones. La propuesta surgió a raíz de la creciente exploración humana del espacio, que implicaba una gran complejidad a la hora de realizar los cálculos necesarios para pilotar naves e instrumentos enviados a Marte, por ejemplo.

La propuesta surgió de la creciente exploración humana del espacio. En los últimos años, la NASA ha realizado sorprendentes descubrimientos y avances científicos para comprender la vida en diferentes países, especialmente en Marte. Con sus expediciones más recientes al Planeta Rojo, se empieza a comprender una serie de mecanismos biológicos previamente desconocidos.

En cierto sentido, este grupo de expertos chinos cree que es hora de avanzar y trabajar para comprender el tiempo extraterrestre. Por ello, señalan que el tiempo que actualmente vislumbramos es de una gran complejidad a la hora de hacer los cálculos necesarios para navegar los barcos y los instrumentos que se van a despachar.

En su artículo publicado en Journal of Electronic Measurement and Instrumentation, los científicos destacaron la imposibilidad de determinar la hora exacta en el Planeta Rojo sincronizándolo con la Tierra. Las señales de radio enviadas entre los dos planetas tardan entre 3 y 22 minutos en viajar debido a las posiciones y velocidades relativas en constante cambio de los planetas.

Plantean que este mecanismo se base en todo el sistema solar

Mecanismo «que funcione más allá de la Tierra»

Para desarrollar un mecanismo de medición que opere fuera de la Tierra, los autores proponen utilizar el centro de masa común del sistema solar como activo para el posicionamiento en el espacio. Explican: «El comienzo de los tiempos podría definirse como el momento en que una señal elegida de un pulsar de milisegundos, una estrella de neutrones altamente magnética que pulsa cientos de veces por segundo, alcanzó el baricentro«.

En este sentido, dicen que el principal desafío para establecer el estándar será la selección del púlsar y la señal específica para la hora exacta de inicio. Esto difiere del método actual, donde nuestro planeta está en el centro de un sistema de coordenadas aceptado internacionalmente y un calendario determinado por eventos religiosos.

«Se necesita un nuevo tipo de regulación del tiempo más allá de la Tierra«, dijeron investigadores de agencias espaciales y de astronomía relevantes en China.

En los últimos años, China ha invertido mucho en su programa espacial y ha logrado aterrizar con éxito la sonda Chang’e 4 en la cara oculta de la Luna -la primera vez que lo hace- y ha llegado a Marte, convirtiéndose en el tercer país -después de Estados Unidos Unidos y la antigua Unión Soviética – para «amartizar«. Esta misión, que lleva más de tres años en funcionamiento, ha realizado asombrosos descubrimientos sobre el satélite natural de la Tierra.

Durante este sondeo chino, según la agencia de noticias Xinhua, el módulo lunar viajó 1.239,88 metros por la cara oculta de la luna para revelar algunos de los misterios que oscurecen su superficie.

FUENTE: LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *