Río Grande: un avión sanitario se estrelló a poco de despegar y murieron los cuatro tripulantes

Río Grande: un avión sanitario se estrelló a poco de despegar y murieron los cuatro tripulantes

Un avión sanitario se estrelló a poco de despegar hoy en el aeropuerto de Río Grande, y murieron los cuatro tripulantes. La estación aeronaval está cerrada, aunque la nave siniestrada cayó fuera de la terminal en un sector militar.

Según confirmaron fuentes oficiales a LA NACION, se trata de un avión Learjet 35A, matrícula LV-BPA, operado por la empresa Flying America S.A. que se estrelló a las 14.17.

La aeronave había despegado a las 8.45 del aeropuerto de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires, y había hecho una escala en Comodoro Rivadavia antes de dirigirse a la segunda ciudad más importante de Tierra del Fuego. Allí dejaron a una niña y cuando intentaban regresar a Buenos Aires se produce la caída.

En carrera de despegue se accidentó, impactando en el sector de la base aeronaval”, indicaron en el primer parte sobre el accidente fatal.

Aún se desconocen los nombres de las cuatro personas que iban en el Learjet 35A. Las primeras versiones indican que se trataría del piloto, el copiloto y dos integrantes del cuerpo médico, que habían llegado hasta la ciudad austral contratados por una empresa de salud privada.

La empresa privada, que tiene su base en el aeropuerto de San Fernando, en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, informa en su web que “es una empresa aérea de capitales privados especializada en vuelos ejecutivos, de carga y sanitarios, abocada a brindar un servicio de máxima seguridad, calidad y eficiencia a través de un equipo de profesionales altamente capacitados para brindar un servicio a la medida exacta de cada cliente. Operando desde los principales aeropuertos del país, Flying America realiza vuelos nacionales como vuelos internacionales siempre manteniendo los más altos estándares de seguridad y calidad”.

El avión siniestrado en Río Grande

El avión siniestrado en Río Grande

LA NACION quiso hablar con la firma, pero evitaron ampliar información porque dijeron que se encontraban abocados a atender la situación que derivó en la muerte de las cuatro personas.

La firma, además del Learjet 35A siniestrado, cuenta con otras cinco aeronaves, “cuyo mantenimiento cumple con todas las normas nacionales e internacionales, con inspecciones periódicas que aseguran un perfecto funcionamiento. Son aviones confortables, seguros y muy versátiles”, según indican en su web.

Además, remarcan: “Nuestros aviones LearJet 35 A y Metro III están equipados con paneles de instrumentos duplicados uno del lado del comandante y otro para el copiloto, lo que ofrece mayor seguridad de vuelo, por lo que en caso de alguna falla siempre existe un instrumento de reemplazo”.

Noticia en desarrollo

Río Grande: un avión sanitario se estrelló a poco de despegar y murieron los cuatro tripulantes

Estas leyendo: deportes