Tragedia en el glaciar Marmolada: un experto explica cómo «estalló» la avalancha que mató a 10 personas en los Alpes italianos

0

La sequía, las temperaturas abrasadoras y la división de una parte de un glaciar bajo la influencia del calor han causado un drama sin precedentes en los Alpes y fenómenos meteorológicos severos. Mientras continúa la búsqueda tras el desastre del pasado domingo en Marmolada, una de las montañas más concurridas y hermosas de los Dolomitas, en el noreste donde 10 senderistas se hundieron en una enorme avalancha de hielo y rocas, la polémica se ha vuelto cada vez más intensa. amargo. Y mientras volvemos a hablar en Italia sobre el cambio climático, es claramente la causa principal del pánico, pero nadie está actuando con urgencia.

«La de la Marmolada es una tragedia que se convirtió en un gran ejemplo del cambio climático. Pero lamentablemente el cambio climático solo se tiene en cuenta cuando hay desastres. Pero que los glaciares de todo el mundo se retiran y se retiran también de manera catastrófica no es una novedad«, dijo el profesor Massimo Frezzotti, geólogo de la Universidad Roma Tre de la capital, participó de 14 expediciones a la Antártida y expresidente del Comité Glaciológico Italiano.

Este científico dijo a los periodistas de la Asociación de la Prensa Extranjera: «Si el desprendimiento hubiese ocurrido durante la noche no habría tenido esta resonancia a nivel mundial, pero habiendo causado tantas víctimas, que lamento muchísimo, obviamente tuvo una repercusión más importante». En una reunión, enfatizó que sabiendo que era necesario combatir el cambio climático para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, poco se había hecho.

“Yo enseño en la universidad cambio climático y siempre reitero que el problema es que hay que frenar lo antes posibles las emisiones de gases invernadero. En los últimos 800.000 años la concentración de dióxido de carbono (C02), un gas con efecto invernadero, nunca fue tan elevada como ahora. Estamos dejando una deuda ambiental enorme a nuestros hijos y nietos. Cuanto más tardamos en reducir las emisiones de los gases invernadero, más deberán ellos hacer operaciones draconianas“, comentó. «Aunque participan de las reuniones como la COP26 de Glasgow en la que científicos de todo el mundo aportan datos que indican que es urgente actuar, los políticos piensan en las próximas elecciones, en el corto plazo, no como nosotros los científicos, que miramos al largo plazo”, dijo.

Mostrando fotografías e imágenes recogidas en reportajes y periódicos de estos días, Frezzotti apunta a las cifras de cómo se ha reducido en las últimas décadas el glaciar Marmolada, escenario de una tragedia sin precedentes. «Desde 1910 a 2021, el glaciar perdió el 80% de su volumen. se va reduciendo cada vez más porque aumentan las temperaturas, disminuyen las precipitaciones de nieve y los veranos empiezan antes y duran más», señalando que este es un fenómeno común que afecta no solo a la marmolada, «la reina de las Dolomitas»,sino a todos los glaciares en los Alpes y en el mundo, dijo.

Tanto es así que si en 1850 la superficie de los casi 900 glaciares de Italia era de 4.500 kilómetros cuadrados, hoy se ha reducido a menos de 1.500 kilómetros cuadrados. «La superficie se redujo del 60% y los gráficos muestran que fue desde el año 2000 en adelante que las cosas se precipitaron y no sólo en los Alpes, sino en todo el mundo, también en Groenlandia y en la Antártida», dijo.

Cómo se generó la “explosión”
Como han señalado otros expertos -aunque algunos familiares de las víctimas aseguran que la montaña debió cerrarse por las temperaturas de las últimas semanas, que superaron los 10 grados-, para él, las obras de la Marmolada tienen una dinámica que «no era previsible». «Obviamente no era previsible y el problema no fue un serác, es decir una torre de hielo que se desprendió, como se dijo, sino que fue una capa del glaciar debajo de la cual se fue acumulando cada vez más agua, que formó como una bolsa que hizo presión cada vez mayor, que explotó y generó una cascada de agua, hielo y piedras«, recordando por otro lado que todos los glaciares se mueven.

“Está en su fisiología moverse y los glaciares se mueven más o menos velozmente en función de la lubrificación que tienen en la base, algo que le da el agua y en función de la pendiente de la montaña”, dijo. De hecho, la avalancha de Marmolada arrasó con los senderistas que cayeron a una altura de 1.200 metros y “como había una gran cantidad de agua y por ende una gran capacidad de lubrificación, pudo ir más lejos y hacer más víctimas”.

Esta imagen de un cuadro de video tomado y publicado el 3 de julio de 2022 por el Servicio de Rescate de Montaña de Trento (Soccorso Alpino)
– – SOCCORSO ALPINO

Además de causar esta tragedia, la reducción de los glaciares debido al cambio climático tiene otros efectos desastrosos. «Los glaciares contribuyen a los caudales de los ríos y funcionan en ese sentido como ‘tanques’ de agua que ayudan a paliar los efectos de las sequías, como la que Italia está sufriendo ahora, que es una situación muy grave, ya que la falta de agua repercute no sólo en la agricultura sino también en la industria”, dijo. Además, la disminución de los glaciares ha provocado un aumento promedio del nivel del mar de 3,5 mm -aunque hay lugares, como el Océano Pacífico, donde el nivel del mar sube 10 mm por año, lo cual es significativo- y cambios en el ecosistema, con vegetación y grupos de animales que desaparecerán, dijo.

Cuidados en la montaña
Ante la pregunta de si actualmente se habla en Italia, que sigue conmocionada por la tragedia, de que las autoridades prohíban la escalada, Frezzetti respondió enfáticamente de forma negativa. Para él, se trata de advertir y crear una “cultura” de la alta montaña y sus peligros.

“Soy geólogo, pero desde los 13 años que voy a la montaña, que amo y hasta esquié en el glaciar de la Marmolada. Pienso que los alpinistas deberian saber que ir de excursión a la alta montaña cuando la temperatura está arriba de los cero grados desde hace semanas, es peligroso. Nunca había pasado nada grave en la Marmolada, pero se sabe que los glaciares están cambiando y que es toda la alta montaña que está cambiando», comentó.

«Como se hace con las avalanchas en invierno durante las temporadas de esquí, habria que poner avisos de ‘peligro de avalancha’, pero pienso que hacer prohibiciones generales es equivocado, creo que es mejor dar advertencias. Decir, por ejemplo, ‘cuidado, la temperatura está arriba de los 0 grados desde hace un mes’. Y los excursionistas deberían estar informados. Muchos hablan de prohibición, pero yo no estoy de acuerdo. Más que prohibiciones, creo que hay que crear más cultura de montaña: no podés ir en chancletas a un glaciar, como no te podés meter en el mar si hay bandera roja y no sos un nadador experto«, él dijo.

«Hay que crear más cultura y menos prohibiciones. Cultura del peligro, también. Si voy a trepar una montaña, antes leo, me informo. En la montaña hay peligros que no se pueden eliminar y sobre todo en la alta montaña», agregó. Se mostró consternado cuando reveló que algunos compañeros del equipo de rescate alpino le dijeron que los teléfonos móviles aumentaban el número de personas que no estaban preparadas antes de saltar a las montañas porque muchos piensan “voy igual, total, si pasa algo, me vienen a buscar”.

Cuando LA NACION le preguntó sobre el fenómeno Fridays For Future (FFF) lanzado por la activista sueca Greta Thunberg, Frezzetti finalmente se sinceró. «La verdad, estoy bastante molesto con Greta: hicimos varios informes a partir de 1988 para el IPCC (el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático, de Naciones Unidas), pero llegó ella y tuvo un impacto mucho mayor. Pero fue muy correcta porque ella dijo ‘no me pregunten a mí sobre el cambio climático, pregúntenles a los científicos’. A los estudiantes suelo decirles que el movimiento FFF contra el cambio climático es importante y es justo: estamos robando su futuro«, admitió. “Pero es verdad que para los científicos no es fácil comunicar, no es nuestro trabajo”, concluyó.

FUENTE: LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *