Una comisión legislativa advierte que Trump debería ser considerado responsable del ataque al Capitolio

0

La comisión legislativa encargada de investigar el ataque al Congreso estadounidense por parte de partidarios de Donald Trump advirtió que el expresidente, con su postura, abrió la puerta al «anarquía y la corrupción» y debe asumir su responsabilidad en los tribunales. Con una sesión televisada en horario de máxima audiencia, la comisión del Congreso afirmó que el expresidente había llamado a la insurrección y no había hecho nada para detenerlo.

Los miembros del Congreso dijeron que Trump sabía que el Capitolio estaba siendo atacado 15 minutos después de que concluyó un discurso el 6 de enero de 2021 en el que pidió que no se reconocieran los resultados de las elecciones presidenciales entregados al partido, y ganó el demócrata Joe Biden. Según un miembro del personal de la Casa Blanca, el expresidente pasó una tarde en el comedor de la Casa Blanca viendo Fox News mientras el país atravesaba una crisis sin precedentes.

La audiencia del nuevo comité es la octava de una serie de audiencias públicas que comenzaron hace un mes y continuarán en septiembre. En esta ocasión, los miembros del Congreso escucharon el testimonio de primera mano de dos testigos: la exsecretaria adjunta de prensa de la Casa Blanca, Sarah Matthews; y Matthew Pottinger, quien integró el Consejo de Seguridad Nacional. Ambos renunciaron el 6 de enero cuando los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio. También se presentaron extractos durante la audiencia del entonces abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, quien afirmó que no había evidencia de fraude electoral «significativo» y que, por lo tanto, Trump debe reconocer la victoria de Biden.

«Un camino de anarquía y corrupción»

En sus comentarios de apertura, la presidenta del comité, Bennie Thompson, dibujó un boceto de Trump sentado en la Casa Blanca y negándose a actuar cuando estalló la violencia en el Capitolio a unas pocas millas de distancia. “Donald Trump ignoró e hizo caso omiso de las súplicas desesperadas de su propia familia, incluidos Ivanka y Don Jr.«, aseguró Thompson. 

«No pudo levantarse de la mesa del comedor y caminar unos pasos por el pasillo de la Casa Blanca hasta la sala de conferencias de prensa, donde las cámaras lo esperaban, para darle un mensaje a la turba armada y violenta que golpeaba y mataba salvajemente a agentes de seguridad que defendían el Capitolio», explicó el congresista demócrata, quien agregó que Trump «abrió imprudentemente un camino de anarquía y corrupción».

Un empleado de la Casa Blanca dijo que “a los 15 minutos de abandonar el escenario, el presidente Trump sabía que el Capitolio estaba sitiado y bajo ataque”. Testigos dijeron a la comisión que el presidente se sentó en una «posición familiar» en la cabecera de la mesa del comedor viendo Fox News durante más de dos horas y media.

A su vez, la vicepresidenta republicana del comité, Liz Cheney, anunció que los legisladores realizarán más audiencias en septiembre debido a la aparición de nuevas pruebas y nuevos testigos del levantamiento. Cheney indicó que el comité entregaría evidencia de que “Trump nunca descolgó el teléfono ese día para ordenar a su administración que ayudara”.

El Comité Legislativo también difundió un video del entonces presidente grabando un mensaje a sus seguidores el 7 de enero de 2021, la noche posterior a los disturbios. En ese discurso, Trump se negó a decir que los resultados electorales se habían resuelto y llamó a los manifestantes «patriotas». También hizo todo lo posible para no acusarlos de ningún delito.

El congresista Jamie Raskin, un demócrata de Maryland que es miembro del comité, aseguró que «el presidente mostró una dificultad extrema para completar sus comentarios», y destacó que las tomas descartadas de ese mensaje, que fueron vistas por primera vez el jueves, «serán significativas en términos de lo que el presidente estaba dispuesto a decir y lo que no estaba dispuesto a decir».

El relato del fraude

Durante el mes pasado, el comité convocó a los ayudantes y asesores de Trump en un esfuerzo por determinar si el expresidente o sus asociados planearon o alentaron el ataque para disuadir una guerra, una victoria demócrata o Joe Biden. En audiencias anteriores, el comité se ha centrado en los esfuerzos de Trump para influir en los funcionarios electorales en los estados en disputa donde Biden ganó por poco, y en la presión sobre el vicepresidente Mike Pence para que no certificara los resultados de la elección.

La semana pasada, el comité consideró el impacto de un tuit que Trump envió el 19 de diciembre de 2020, en el que llamó a sus seguidores a ir a la capital de la nación el 6 de enero para una manifestación masiva que prometió sería «alocada». Integrantes de milicias de ultraderecha como Proud Boys y Oath Keepers, así como otros seguidores de Trump, percibieron el tuit como un «llamado a las armas», dijeron los legisladores.

El 6 de enero, unos 10.000 simpatizantes de Trump marcharon hacia el Capitolio y unas 800 personas asaltaron el edificio, en un hecho sin precedentes que dejó 5 muertos y unos 140 policías y más de 850 policías heridos. Trump, de 76 años, quien ha insinuado repetidamente que se postulará para la reelección en 2024, fue sometido a un juicio político por la Cámara Baja acusado de incitar la insurrección, pero fue absuelto por el Senado.

Se espera que el comité presente su informe al Congreso este otoño. La comisión puede hacer recomendaciones penales al Departamento de Justicia, dejando en manos del fiscal general Merrick Garland determine si Trump u otros deben ser procesados ​​por intentar invalidar los resultados de las elecciones de 2020. La comparecencia coincidió con un juicio por desacato que tuvo lugar junto al ultraderechista Steve Bannon, exasesor de Trump, que se negó a testificar ante el grupo y proporcionar documentos.

FUENTE: PAGINA 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *